archivo

Archivos Mensuales: mayo 2013

Estuvimos con Marta Sureda y Carlos Martínez de Irónico Teatro, nuestro grupo más laureado con su obra “Cenizas en las manos” (Laurent Gaudé) dirigida por Felipe Ruiz de Lara. Acaban de llegar del XXIII Festival de la Villa de Navalmoral donde recibieron seis de los ocho galardones que otorga este certamen de teatro aficionado: mejor actor principal (Jorge Fandos), mejor actriz de reparto (Ana García), mejor actor de reparto (Carlos Martínez), mejor dirección y mejor puesta en escena (Felipe Ruiz de Lara) y mejor montaje (Irónico Teatro). Tanto galardón no hace más que consolidar este colectivo surgido en el taller de dramaturgia práctica. Su amor por el teatro es, en definitiva, lo que impulsa cada uno de sus pasos. 

Componentes de Irónico Teatro posan junto al director de la obra, Felipe Ruiz de Lara, con los premios obtenidos.
Componentes de Irónico Teatro posan junto al director de la obra, Felipe Ruiz de Lara, con los premios obtenidos.

Irónico teatro nace en respuesta a una inquietud, la de llevar su obra más allá de las aulas de la UP, necesitaban comprobar si su trabajo gustaba, llegar a otros públicos. Así fue como crearon el grupo en 2011, con ilusión y tesón, y así fue como empezaron a cosechar los frutos de su trabajo.

Tanto Marta como Carlos coinciden en destacar la importancia de la Universidad Popular para una ciudad como la nuestra, por la variedad de contenidos, por la metodología participativa y por la posibilidad de conocer gente que a su vez está en otros cursos y acceder a nuevas propuestas culturales. Según sus propias palabras, la UP “crea un entramado cultural muy interesante, un abanico cultural amplio y participativo. El hecho de la continuidad en los cursos facilita mucho que las relaciones personales perduren en el tiempo”. Creen que el trabajo realizado en  los treinta años de teatro en la UP es fundamental para la formación de actores y actrices aficionados, para personas que dieron el salto a una formación profesional y también para la creación e incremento de públicos para las artes escénicas. Consideran muy positiva la existencia de un itinerario que permite formarse desde iniciación hasta niveles en que se puede participar en una obra de teatro e incluso llevarla más allá de la UP. La experiencia de “Cenizas en las manos” fue muy motivadora para alumnado de otros niveles porque ven que pueden llegar y hacer cosas muy interesantes.

Hablan con mucho cariño de su profesor y director, Felipe Ruiz de Lara porque “supo inculcar el amor por el teatro, el afán de superación; acababas el curso y sabías que ibas a volver a matricularte, querías continuar. Las dinámicas que introducía en el aula eran muy participativas y nadie quedaba fuera, todo el mundo se integraba y los niveles de exigencia eran asumibles, adaptados a cada cual. También había una parte teórica muy importante, las obras, sus autores, su vida y sus circunstancias”.

Nuestros Irónicos destacan de su paso por el Festival de Navalmoral,  la sorpresa por los premios recibidos y haber podido conocer y convivir con otros grupos de teatro.

Desde la UP os deseamos larga vida y nuevos proyectos regados con ese amor que sentís por el teatro. Los galardones seguirán llegando seguro porque vuestro trabajo es formidable.

Jorge Fandos, Marta Sureda y Felipe Ruiz de Lara recogen el premio al mejor montaje en el Festival de Navalmoral.

Jorge Fandos, Marta Sureda y Felipe Ruiz de Lara recogen el premio al mejor montaje en el Festival de Navalmoral.

Anuncios

foto autorToni Soriano llegó a Gijón en 1978. Vino por amor. Por amor a una mujer pero además,  por amor a Asturias que lo sedujo en su primera visita. En Játiva dejó un puesto como responsable financiero de una empresa, quocupó durante ocho años. En aquellos tiempos ya era aficionado a la cerámica pero es aquí donde siente verdadero interés al verse fascinado por la cerámica negra tradicional asturiana «pues viene directamente del neolítico sin haber sufrido ninguna contaminación». Esto lo lleva a inscribirse en la escuela de Miranda de Avilés, donde permanece durante dos años. En sus creaciones utilizaba la técnica formal de la cerámica negra para crear nuevas expresiones a partir de formas no usuales, en su taller de Arroes.

Es en 1983 cuando comienza a dar clases en la UP y se encuentra con un espíritu de renovación en donde la cerámica y artesanías en general están adscritas al área artística. Reconoce que recibió una gran influencia en el plano creativo de sus compañeros de  Plástica entre los que estaban: Melquiades Álvarez, José de la Riera, Paco Fresno, José Ramón Muñiz y Fernando Redruello. Un año más tarde es becado por el Ministerio de Cultura para una estancia de estudio en Perugia (Italia) donde encuentra una realidad diferente en torno al mundo de la cerámica, lo que le lleva a frecuentar hasta ahora, primero como alumno y más tarde como profesor, una gran parte de la geografía italiana y con nuevas incursiones en Eslovenia. Desde 1987 es promotor de la Escuela Internacional de Verano de Gijón, lo que nos pone en el «punto de mira» de los mejores ceramistas del Mundo

Foto blog

Una de las últimas instalaciones de Soriano en el Museo Antón de Candás.

Ha sentido una gran vocación didáctica desde sus comienzos en la UP, se encuentra muy cómodo dando clases a personas adultas pero se reserva un tiempo para que fluya el proceso creativo y así  desarrollar sus proyectos artísticos que han visto la luz en múltiples exposiciones  en: Játiva, Gijón, Candás,  Zaragoza, Granada, Milán…Nunca se ha querido desvincular de la docencia, pues aparte de sentir la UP como su propia casa, le satisface el trabajo y le entusiasma ver cómo evolucionan su alumnado en el arte. Esto le anima a organizar exposiciones de los trabajos realizados en el taller de cerámica de la UP, todos los años. Hasta el 30 de junio, se puede visitar La Tierra Prometida  en el Centro Municipal Integrado de El Llano que es fruto del trabajo realizado en el taller de proyectos cerámicos, su última producción.

Visón parcial de la exposición "La tierra prometida" en el CMI de El Llano

Visón parcial de la exposición “La tierra prometida” en el CMI de El Llano

Ecologista convencida desde ni se sabe, Carmen Delgado es apasionada, combativa, coherente e incansable. En un momento de su vida, y quizá bastante frustrada por los escasos resultados obtenidos,  decidió pasar de la acción crítica y de la denuncia a llevar a la práctica sus ideales construyendo su propia vivienda. Y ¿cómo? Pues siguiendo los principios de sostenibilidad más vanguardistas del momento.

“Hemos tratado de hacer nuestra casa, Casa EntreEncinas , para demostrar que se puede hacer una casa a un precio asequible, sin impactos en el medio y de máxima calidad; una casa pasiva construida según criterios de bioconstrucción, resultado de la búsqueda de una vivienda autosuficiente en cuyo diseño se integran los conceptos de eficiencia energética del estándar Passivhaus y la arquitectura bioclimática. Ambos garantizan un edificio de consumo de energía casi nulo y un uso de materiales y sistemas constructivos de bajo impacto ambiental. Una casa realizada bajo los criterios de Casa Sana”.

Carmen Delgado Martín impartió los cursos Ecoviviendas, construcciones sostenibles y rehabilitación sostenible de viviendas para la UP y compartió con su alumnado todos sus conocimientos al tiempo que construía su casa. No se puede pedir más.

La casa ya está finalizada y habitada. Es la única vivienda que ha conseguido en Asturias la Certificación Passivhaus. También ha obtenido el primer premio en la categoría Residencial Unifamiliar en el ámbito Nacional de los IV Premios de Construcción Sostenible de Castilla y León. Ha sido elegida como caso de estudio en el Proyecto Europeo Construction21 y fue portada  en la revista de bioconstrucción Ecohabitar.

El alumnado que asistió a los cursos mostró un gran interés en esta temática, en unos casos por sus profesiones, diferentes  todas, pero relacionadas con el sector, que buscaban actualizarse en sus conocimientos y ponerse al día en temas que van a marcar la pauta futura de la construcción; en otros el interés se basó más en la búsqueda de información para llevar a cabo rehabilitaciones y mejoras en sus viviendas. La asistencia y la participación en clase fue intensa y los grupos formados se intercambiaron información de manera muy activa;  aún hoy siguen en contacto.

 

Duli García en Nueva York

Duli García en Nueva York

Duli García es profesora de dibujo en la Universidad Popular desde 1997. A pesar de su «rotundo» apellido español, su formación académica la realizó en Bélgica y todavía mantiene un ligero acento «francés». Su padre emigró en los años 50, por razones políticas; así que la llevó con cinco años a Lieja. De esa época recuerda a los emigrantes que acudían a su casa buscando ayuda para realizar los trámites legales. Ya con nueve años ejercía como traductora entre la policía y los españoles recién llegados.
En Lieja se formó en Arte Dramático y después de varios avatares en su vida se fue a Bruselas y allí cursó estudios de Arte en el Institut d’Arts Plastiques et Visuels la Cambre. Estuvo en el taller de Monsieur Pierre Lahaut y estudió en el Museo de Arte Antiguo de Bruselas pintura tradicional china con el profesor Choi Ye Ha. Al finalizar sus estudios recorre varios países europeos, americanos, asiáticos y africanos de dónde saca inspiración para una parte de su obra que se podría denominar «cuadernos de viaje» y logra exponer en lugares tan diversos como: New York, Toronto, Los Ángeles, Bruselas, Barcelona, Madrid, Mieres, Gijón…
Su regreso a su tierra fue accidental, pues la idea inicial era tener Lugo de Llanera como campamento base y seguir con su compañero dando la vuelta al Mundo. Al final no salió bien y ese fue el motivo de que se instalase definitivamente en Asturias. Esta mujer tan inquieta que sigue pintando, exponiendo y dando clases no ha abandonado lo de los viajes, pues con sus alumnos de UP se va todos los años a lugares tan apetecibles como New York, París, San Petersburgo, Bruselas… en donde recorren todas la galerías y museos de las ciudades. Todo esto le lleva a organizar junto a otros profesores exposiciones que muestran los trabajos del alumnado, como Homenaje a Verdi que se puede ver en Centro Integrado de El Llano y el día 27 de mayo inaugurará El color de la música en el Ateneo de La Calzada.
De las clases con personas adultas destaca que a ella le encanta el contacto humano y aprendió de su padre a ser buena comunicadora. Su padre lo hacía con la palabra a través de narraciones y ella con los pinceles.

Serie Cartas de amor de NY

Obra de la serie Cartas de amor de NY

Estuvimos con Marta Fermín, nuestra profesora de grabado durante siete años. Marta se formó en la Escuela de Arte de Oviedo, especializándose en grabado y técnicas de estampación y en edición de arte. Su formación complementaria la desarrolló en diferentes centros nacionales e internacionales de arte. Impartió talleres en diversos museos de Asturias, entre ellos el de Bellas Artes y estuvo al frente del taller de grabado de la UP durante siete años.  Como gestora dirigió la Sala de Arte Alfara (Oviedo) y el Estudio Alfara (Salamanca). Como artista está vinculada a la Galería Vértice desde 1999 en la que expuso en varias ocasiones. Fue seleccionada, junto con otro artista español,  para exponer en el Barbican Centre de Londres con motivo de las Olimpiadas en una muestra de arte organizada por  el Ministerio de Cultura chino que adquirió su obra,  por lo que ahora forma parte de la colección del Museo de Arte de Pekin. Estos días se puede visitar una exposición suya “El observatorio” en la recién inaugurada galería Arancha Osoro (Oviedo/Uviéu).

Conserva un recuerdo especial de su paso por la UP donde fue el alma del taller de grabado durante varios años que fueron muy fructíferos en cuanto a proyectos y exposiciones. Describe así su experiencia: “Tuve mucha libertad de acción para trabajar y eso permitió que pudiera desarrollar los proyectos a mi manera y que se reflejara en los trabajos del alumnado y en su implicación. También es fundamental la convivencia que resulta muy gratificante;  después de siete años acaban siendo un poco tu familia porque pasas con ellos muchas horas”.

Habitamos 2

“Habitamos”. Instalación realizada con motivo del 30 aniversario de la Universidad Popular en el Jardín Botánico Atlántico. Alumnado del taller de grabado bajo la dirección de Marta Fermín.

Marta define la UP como un hogar, un lugar de encuentro para mucha gente que encuentra en suaulas y talleres refugio y apoyo. Considera que la experiencia docente es enriquecedora para el alumnado y también para el profesorado que se nutre de las aportaciones del grupo con el que trabaja cada día.

En la actualidad, Marta es directora artística en el Centro de estampación artística Litografía Viña (Gijón/Xixón). Es una profesional todo terreno que aborda con igual ilusión y entrega los aspectos artísticos, docentes y de gestión por lo que constituye un pilar fundamental para el desarrollo de un centro artístico tan importante y de referencia para la ciudad como es Litografía Viña. ¡Suerte Marta!

Marta Fermín

Marta Fermín en la galería Arancha Osoro durante el montaje de su última exposición “El Observatorio”. Foto: Marcelo Suárez