archivo

Archivo de la etiqueta: taller de teatro

Si Idoia Ruiz de Lara (Madrid, 1982) fuera una de las máscaras griegas, sería sin duda la sonriente. Licenciada en Interpretación en la RESAD (Real Escuela Superior de Arte Dramático) y máster en artes escénicas, dirige las clases de teatro de la Universidad Popular desde el año 2012 y lo hace con pasión, conociendo «el otro lado» puesto que también fue alumna de teatro en esta casa.  

El teatro  es su mundo, formó parte de su vida desde que nació y fue asimilándolo como parte de su esencia «de forma natural, no recuerdo haber pensado en otra opción profesional». Cuenta con todo el apoyo, con la comprensión de unos padres que por ser buenos conocedores de ese mundo, no dejaron de vivir su evolución con miedo debido a la inseguridad de un sector que lo pone muy difícil.

Fue actriz del Centro Dramático Nacional con un papel en Divinas Palabras de Valle Inclán,  estuvo de gira por toda España y en Nueva York. Su inquietud y amplia formación en teatro gestual y de máscaras que la llevó a Francia o Italia no impiden que vuele con los pies pegados a la tierra y comprenda la importancia del teatro amateur, el teatro como afición en la vida de las personas.

Como alumna de UP que fue, considera que es «algo muy gratificante, encuentras un espacio para ti, para desarrollar habilidades y adquirir conocimientos, es muy motivador y permite el crecimiento personal».  También destaca el trabajo grupal y todo lo que se puede aprender de los compañeros que aportan otras perspectivas y otros procesos diferentes.  Fue  su primer aprendizaje que le aportó una base muy sólida y supuso el inicio de su carrera.  Como profesora vuelve a utilizar el adjetivo gratificante y nos cuenta que a medida que avanza cada vez está más entusiasmada porque la docencia le permite mejorar cada día. «Hay gente muy diversa lo que resulta muy enriquecedor, mi mayor objetivo es que la gente disfrute con las clases y que salgan con ganas de más». Se siente bien enseñando y nos cuenta que desarrolla mucho su creatividad. «Dar clases requiere mucha energía, relacionada con la implicación pero cuando acaba la tarde y ves que salió bien, que la gente respondió, es un subidón, te vas para casa con una sonrisa puesta».  Idoia, y citamos a Javier Almuzara, también cree que «en la seducción de los entusiasmos y en la transmisión de conocimientos con pasión que sustituye la retentiva», mejora el proceso de enseñanza porque haces tuyos esos conocimientos.

Considera que la UP es una gran oportunidad para poder acceder a muchas disciplinas y conocimientos, que es una forma de acercarse a la ciudadanía, tanto si es algo puntual, como si pasa a formar parte de la vida de las personas. Permite a la gente abrirse a nuevas materias, abrir puertas a nuevas vivencias, también puede ser una forma de complementar alguna parte de tu formación, o ser un apoyo en un momento complicado que te ayuda a gestionar tu vida y tus emociones.

Comedia y tragedia se funden cada día mientras la sonrisa de Idoia ilumina los pasillos del Antiguo Instituto, camino del taller de teatro.

Estuvimos con Marta Sureda y Carlos Martínez de Irónico Teatro, nuestro grupo más laureado con su obra “Cenizas en las manos” (Laurent Gaudé) dirigida por Felipe Ruiz de Lara. Acaban de llegar del XXIII Festival de la Villa de Navalmoral donde recibieron seis de los ocho galardones que otorga este certamen de teatro aficionado: mejor actor principal (Jorge Fandos), mejor actriz de reparto (Ana García), mejor actor de reparto (Carlos Martínez), mejor dirección y mejor puesta en escena (Felipe Ruiz de Lara) y mejor montaje (Irónico Teatro). Tanto galardón no hace más que consolidar este colectivo surgido en el taller de dramaturgia práctica. Su amor por el teatro es, en definitiva, lo que impulsa cada uno de sus pasos. 

Componentes de Irónico Teatro posan junto al director de la obra, Felipe Ruiz de Lara, con los premios obtenidos.
Componentes de Irónico Teatro posan junto al director de la obra, Felipe Ruiz de Lara, con los premios obtenidos.

Irónico teatro nace en respuesta a una inquietud, la de llevar su obra más allá de las aulas de la UP, necesitaban comprobar si su trabajo gustaba, llegar a otros públicos. Así fue como crearon el grupo en 2011, con ilusión y tesón, y así fue como empezaron a cosechar los frutos de su trabajo.

Tanto Marta como Carlos coinciden en destacar la importancia de la Universidad Popular para una ciudad como la nuestra, por la variedad de contenidos, por la metodología participativa y por la posibilidad de conocer gente que a su vez está en otros cursos y acceder a nuevas propuestas culturales. Según sus propias palabras, la UP “crea un entramado cultural muy interesante, un abanico cultural amplio y participativo. El hecho de la continuidad en los cursos facilita mucho que las relaciones personales perduren en el tiempo”. Creen que el trabajo realizado en  los treinta años de teatro en la UP es fundamental para la formación de actores y actrices aficionados, para personas que dieron el salto a una formación profesional y también para la creación e incremento de públicos para las artes escénicas. Consideran muy positiva la existencia de un itinerario que permite formarse desde iniciación hasta niveles en que se puede participar en una obra de teatro e incluso llevarla más allá de la UP. La experiencia de “Cenizas en las manos” fue muy motivadora para alumnado de otros niveles porque ven que pueden llegar y hacer cosas muy interesantes.

Hablan con mucho cariño de su profesor y director, Felipe Ruiz de Lara porque “supo inculcar el amor por el teatro, el afán de superación; acababas el curso y sabías que ibas a volver a matricularte, querías continuar. Las dinámicas que introducía en el aula eran muy participativas y nadie quedaba fuera, todo el mundo se integraba y los niveles de exigencia eran asumibles, adaptados a cada cual. También había una parte teórica muy importante, las obras, sus autores, su vida y sus circunstancias”.

Nuestros Irónicos destacan de su paso por el Festival de Navalmoral,  la sorpresa por los premios recibidos y haber podido conocer y convivir con otros grupos de teatro.

Desde la UP os deseamos larga vida y nuevos proyectos regados con ese amor que sentís por el teatro. Los galardones seguirán llegando seguro porque vuestro trabajo es formidable.

Jorge Fandos, Marta Sureda y Felipe Ruiz de Lara recogen el premio al mejor montaje en el Festival de Navalmoral.

Jorge Fandos, Marta Sureda y Felipe Ruiz de Lara recogen el premio al mejor montaje en el Festival de Navalmoral.