archivo

Archivo de la etiqueta: Escuela de Arte

El titular ya nos da pistas sobre su profesión, la de fotógrafa, una pasión que siente desde su infancia en la que el arte fue uno más de la familia. Su madre estudió historia del arte y su padre es arquitecto por lo que en su ambiente la convivencia con obras y artistas de la pintura y de la escultura fue, desde siempre, algo tan natural como respirar oxígeno. Cuando era pequeña en los viajes nunca faltó alguna visita especial a edificios singulares y disfrutó mucho de las dotes didácticas de su madre. «Fue una suerte inmensa».   

IMG_1932

Inicialmente se forma en la Escuela de Artes  y Oficios de Oviedo y tras recibir una beca se traslada a Nueva York para continuar su formación en el International Center of Photography y en el  Visual Arts School of Design para continuar en la École Nationale de la Photographie de Arlés, en Francia.

Trabaja en el estudio de Alan Kaplan, prestigioso fotógrafo publicitario, y también para Mary Ellen Mark, una de las leyendas de fotografía de reportaje, contemporánea.

Tras realizar diversos talleres de especialización y participar en exposiciones individuales y colectivas aterriza en Gijón, ciudad natal de su abuelo, y le hablan del proyecto formativo de la Universidad Popular; al haber impartido docencia en Nueva York y más tarde en Madrid ya sabe lo que es sentir el gusanillo de las clases y se embarca en múltiples cursos de la UP durante diez años (1997-2007): iniciación a la fotografía –analógica, claro-, el sistema de zonas, la iluminación en fotografía,… «El planteamiento de mis clases partía de la idea de que el alumnado sintiera pasión por la fotografía, lo que no siempre era así –claro-pero tampoco me importaba; daba a conocer a autoras y a autores de actualidad, en aquella época, a otros más clásicos y aunque, en determinados casos, era consciente de que algunas imágenes no se entendían lo que sí creo haber conseguido es infundir respeto por la imagen fotográfica».  Llegó a impartir seis horas diarias de clase de temáticas diferentes y a grupos diferentes; preparar las clases de historia de la fotografía, sobre el ensayo fotográfico, sobre el reportaje o sencillamente la iniciación, la cargaba de energía. Después en clase, observar las reacciones la enriquecía aún más. Impartió el último curso de fotografía analógica en 2005. La irrupción del mundo digital le produjo un fuerte impacto pero agradece haber estado impartiendo docencia en ese momento porque la colocó ante la tesitura de tener que renovarse, y superó el reto, pero la docencia ya no fue la misma. La clase se convirtió en la explicación del funcionamiento técnico de una máquina, «como quien explica el funcionamiento de una lavadora» pero dejó de haber reflexión fotográfica, crítica,… y esto trastocó el interés que la había llevado a impartir docencia durante tanto tiempo.  Lo intentó durante dos años pero finalmente, en 2007, decidió buscar otros derroteros.

«Tengo un recuerdo muy especial y le guardo un enorme cariño a la Universidad Popular. Aprendí mucho, me encontré con alumnas y alumnos entrañables y nunca olvidaré al equipo técnico del departamento en el que confié por su gran apoyo. Siempre me sorprendió, además, el trato tan personal, cariñoso y delicado que tenían con el alumnado de los cursos».

Actualmente Mercedes Blanco se dedica a la fotografía profesional. Se ha especializado en reportajes de celebraciones (bodas, comuniones,…) con un enfoque periodístico; se trata de reportajes de boda con una gran dosis de espontaneidad sin apenas intervención ni dirección.

Desde la UP vamos a “revelarte” a ti un secreto: en breve se presentará al público la Guía de la Fototeca de Asturias. Quizá no lo recuerdes pero en los fondos de esta fototeca están unas fotos que realizaste, sobre el mundo rural asturiano, para el Muséu del Pueblu d´Asturies.

mg_4398baja

Foto: Mercedes Blanco

Anuncios

Elena Reales es profesora de danza. Lo lleva siendo ya muchos años desde que empezó a colaborar en los talleres de danza y creación que impartía Estrella García. Más de quince años hace ya de esto y de colaboradora pasó a ser profesora de este taller de danza dirigido a personas con discapacidad psíquica. Algunos años después también se hizo cargo de los cursos de danza contemporánea.

La discapacidad es un tema muy presente en la vida de Elena del que aprende continuamente y que le aporta muchísimas satisfacciones porque, entre otras cosas, ver la evolución de algunas personas es emocionante. Imparte también danza en la Escuela de arte para personas con discapacidad Alarde. Infatigable, participa con su alumnado en actos solidarios, festivales y otras galas dando visibilidad a la diversidad y a la importancia de la educación en nuestras vidas.

en DANZA

Durante una clase abierta de Danza y creación en el Centro de Cultura Antiguo Instituto

Formada en el Conservatorio de Danza de Madrid y en otras escuelas de Barcelona, Nueva York, Costa Rica, etc… bailó en la compañía de Fernando Hurtado y también en el Taller de Danza Kaos.  Sus primeros pasos fueron de ballet clásico en el Joven Ballet Concierto de Madrid dirigido por Ana Lázaro, después ya se centró en la danza contemporánea y en la danza para la vida. Su actividad profesional está muy vinculada a los medios de comunicación donde viene desempeñando labores de presentadora y de producción. Entre otros medios trabajó en la TPA.

Considera que la UP es no solo un lugar de encuentro y formación, también tiene un papel muy importante como creadora de públicos para las artes escénicas. Personas que acuden a los espectáculos que se ofrecen en la ciudad y que cada vez son más exigentes, más expertas.

La experiencia en la UP es para ella un camino y una forma de vida. Trabajar con personas adultas requiere mucha paciencia «por todo lo que dan, por todo lo que ofrecen». La docencia en una institución como la UP «me ha motivado a aprender un montón de cosas, entre ellas sobre la discapacidad, es un incentivo para seguir formándome y aprendiendo».  Cada cual llega con unos problemas, unas expectativas y «se trata de que experimenten la danza y la usen para lo que la necesiten en su vida cotidiana».  Elena comenta que la UP le ha aportado una enseñanza para la vida porque aprendes a «aceptar a las personas por lo que son, no por lo que yo quiero que sean».

Todos los viernes tiene una cita ineludible en el Centro de Cultura Antiguo Instituto con el curso de danza y creación. Esperamos que siga siendo así por mucho tiempo.

IMG_3293

Con una alumna de Danza y creación en una de sus actuaciones

El mes de agosto viene cargado de estrellas y no son solo las Perseidas. La exposición «Las paredes  hablan» en el patio del Centro de Cultura Antiguo Instituto también está plagada de estrellas y  son de Ana Díaz. Es un conjunto de instalaciones muy vinculadas entre sí y en las cuales está muy presente la naturaleza. Esta exposición colectiva surge de dos talleres desarrollados en Litografía Viña, uno de escultura en papel impartido por Iria do Castelo y otro taller gráfico y textual impartido por Marta Fermín, Javier Almuzara y Ana Díaz, con el mismo nombre de la exposición.

Ana Díaz en la inauguración de la exposición

Ana Díaz en la inauguración de la exposición

Estuvimos con Ana Díaz que impartió la parte de papiroflexia, origami y kirigami. Su experiencia como docente fue muy interesante para ella: «es muy gratificante porque las ideas de los demás y el contacto es muy enriquecedor, todo suma». Ana enseñó diversas técnicas básicas a partir de las cuales, los artistas participantes elaboraron sus propias piezas aplicándolas a sus ideas y trabajos.  Piezas elaboradas en ese taller, textos estudiados con Almuzara y el montaje de Marta Fermín que incorporó las esculturas en papel, todo eso se puede ver en la exposición que se puede visitar hasta el 29 de agosto.

«El ceñidor de Venus» es la obra de Ana porque según dice es su planeta estrella. Se trata de unas estrellas realizadas con la técnica del origami. Todas ellas forman el ceñidor de Venus desceñido, el corsé desatado, una liberación, una ruptura con las ataduras. Ana se inspiró en un poema de Alberti del mismo nombre y en la obra de Cranach.

El ceñidor de Venus

El ceñidor de Venus

Esta experta en papiroflexia es una artista multidisciplinar que inició su afición por el papel en la infancia de la mano de su abuelo materno, una afición que nunca abandonó. Estudio el módulo de técnicas de escultura en piedra en la Escuela de Arte de Oviedo, también cuenta con formación en fotografía y edición de audiovisuales. Hace dos años que participa en los talleres de grabado de la Universidad Popular y le gusta mucho ya que está muy relacionado con la escultura donde  también se  trabajan elementos como el volumen y la textura.  Como alumna de grabado  participó en el montaje de la instalación «Habitamos», realizada especialmente para el 30 aniversario de la Universidad Popular en el Jardín Botánico Atlántico.

El mes de agosto nuestro cielo está cubierto de estrellas. Fuera del Antiguo Instituto, las Perseidas, dentro, las de Ana Díaz. No os perdáis ni unas ni otras.

Estuvimos con Marta Fermín, nuestra profesora de grabado durante siete años. Marta se formó en la Escuela de Arte de Oviedo, especializándose en grabado y técnicas de estampación y en edición de arte. Su formación complementaria la desarrolló en diferentes centros nacionales e internacionales de arte. Impartió talleres en diversos museos de Asturias, entre ellos el de Bellas Artes y estuvo al frente del taller de grabado de la UP durante siete años.  Como gestora dirigió la Sala de Arte Alfara (Oviedo) y el Estudio Alfara (Salamanca). Como artista está vinculada a la Galería Vértice desde 1999 en la que expuso en varias ocasiones. Fue seleccionada, junto con otro artista español,  para exponer en el Barbican Centre de Londres con motivo de las Olimpiadas en una muestra de arte organizada por  el Ministerio de Cultura chino que adquirió su obra,  por lo que ahora forma parte de la colección del Museo de Arte de Pekin. Estos días se puede visitar una exposición suya “El observatorio” en la recién inaugurada galería Arancha Osoro (Oviedo/Uviéu).

Conserva un recuerdo especial de su paso por la UP donde fue el alma del taller de grabado durante varios años que fueron muy fructíferos en cuanto a proyectos y exposiciones. Describe así su experiencia: “Tuve mucha libertad de acción para trabajar y eso permitió que pudiera desarrollar los proyectos a mi manera y que se reflejara en los trabajos del alumnado y en su implicación. También es fundamental la convivencia que resulta muy gratificante;  después de siete años acaban siendo un poco tu familia porque pasas con ellos muchas horas”.

Habitamos 2

“Habitamos”. Instalación realizada con motivo del 30 aniversario de la Universidad Popular en el Jardín Botánico Atlántico. Alumnado del taller de grabado bajo la dirección de Marta Fermín.

Marta define la UP como un hogar, un lugar de encuentro para mucha gente que encuentra en suaulas y talleres refugio y apoyo. Considera que la experiencia docente es enriquecedora para el alumnado y también para el profesorado que se nutre de las aportaciones del grupo con el que trabaja cada día.

En la actualidad, Marta es directora artística en el Centro de estampación artística Litografía Viña (Gijón/Xixón). Es una profesional todo terreno que aborda con igual ilusión y entrega los aspectos artísticos, docentes y de gestión por lo que constituye un pilar fundamental para el desarrollo de un centro artístico tan importante y de referencia para la ciudad como es Litografía Viña. ¡Suerte Marta!

Marta Fermín

Marta Fermín en la galería Arancha Osoro durante el montaje de su última exposición “El Observatorio”. Foto: Marcelo Suárez