archivo

Cine

Es uno de los profesores incorporados recientemente en la UP, encargado de los talleres de edición de vídeo y cortometrajes. No es su primera experiencia docente, ya que comenzó impartiendo cursos para jóvenes y personas adultas en diferentes Ayuntamientos y Centros de la Xunta de Galicia.

Iago no conocía la existencia de la UP, pues este gallego se trasladó a Asturias hace poco. Valora la importancia que esta tiene en nuestra ciudad por su contribución a la amplia oferta cultural y a su gran función socializadora. Reconoce que le gusta mucho dar clases por el buen ambiente existente y por la heterogeneidad de los grupos, en los que se mezclan distintas edades e intereses. Para él es un relax que le sirve para desconectar del mundo empresarial a través de su agencia especializada en producciones audiovisuales.

En 2003, ya licenciado en Comunicación Audiovisual, empieza a trabajar en Vigo como diseñador gráfico para Artículo 21 Comunicación, productora de creación propia dedicada a la producción de documentales, vídeos corporativos y diseño gráfico. Aunque le iba bien, le picó el gusanillo del mundo del cine y en 2008 decidió trasladarse a Madrid para intentarlo. ¡No le fue nada mal! Trabajó en el departamento de dirección de la película de Gracia Querejeta Siete mesas de billar francés y en publicidad en anuncios para Orange, Movistar y en la coproducción americana -española para Heineken en la Super Bowl. Colaboró como director de fotografía y operador de cámara en el documental Pau Casals. Música por la paz realizado por TVE y Canal ARTE Francia. También se introdujo en el medio televisivo ya que estuvo en las principales cadenas españolas: Antena 3, Cuatro televisión, Telecinco y TVE, llevando a cabo la edición y postproducción en más de ciento cincuenta emisiones. Fue realizador y editor para Indaganda, una prestigiosa productora especializada en el sector científico y farmacéutico.

Este emprendedor crea en 2012 IMA project empresa de cartelería digital y sistemas interactivos orientados a publicidad que trabaja para multinacionales y tiendas presentes en aeropuertos nacionales e internacionales, pues da servicio a siete países.

1,2,3… acción y no podía haber elegido mejor profesión, ya que de continuo se mueve con nuevos proyectos por diferentes ciudades y países.

iago35mm

 

Anuncios

La Universidad Popular colabora desde 2011 con el Centro de Interpretación del Cine en Asturias (CICA), fundación privada de carácter cultural perteneciente al Casino de Asturias. Estuvimos hablando con su director, Víctor Guillot y nos explicó entre otras cosas que el CICA se dedica a la promoción del cine, especialmente del cine en versión original subtitulada, pero no solo, también a cualquier otra expresión artística y cultural como la fotografía, la música, la literatura y aquellas vinculadas con el cine. A diferencia de otras filmotecas, cuenta con una programación versátil y permeable.  Todo esto se hace con una manera distinta de entender la cultura,  informal, divulgativa, seria y rigurosa. Otra de sus ofertas imprescindibles es su magazin digital Neville en el que colaboran profesionales del cine, periodistas, críticos, etc. El Centro de Interpretación del Cine en Asturias es, en resumidas cuentas, un lugar de encuentro para el debate cultural, político y social.


fotos victor dosVíctor Guillot proviene del mundo del periodismo y sigue vinculado a él como columnista en La Nueva España y en Asturias24, es director del CICA desde 2011 y desde ese mismo momento entendió la importancia de la formación como parte de su proyecto para esta fundación; no solo la formación especializada sino también  de carácter divulgativo  y es ahí donde entra de frente la Universidad Popular con una oferta de cursos que es programada a medida y en coordinación con este centro. Guillot afirma que «la forma de trabajar del personal técnico de la UP con el CICA encajaba perfectamente y nos permitió programar nuevos cursos fruto de la colaboración, además obtuvimos muy buena respuesta por parte de la ciudadanía».

Describe los orígenes de la UP como «abrir una ventana para que entrara el aire» con cursos orientados a la clase obrera en un momento en que la ciudad vivía una situación muy deprimida. Afirma que la UP dignifica la ciudad por la naturaleza de los cursos y porque independientemente del momento histórico, desde un punto de vista humanista, la formación siempre será una herramienta de progreso.  «La UP, 30 años después, sigue siendo leal a esa idea, a pesar de todo y a mí me gusta formar parte de ese compromiso porque lo siento como mío”.

A ti ya te sentimos como nuestro, Sr. Lobo.