archivo

Archivo de la etiqueta: Centro Municipal Integrado de Pumarín Gijón Sur

Se puede decir, sin temor a equivocarse, que a Xicu Xabel su pasión por las plantas le viene desde la infancia. Con sus palabras: «Cada vez que me topaba con una planta desconocida, el interés que me despertaba averiguar su nombre me abducía y no paraba hasta conseguirlo». Viviendo en el Gijón rural, tuvo el privilegio de estar rodeado de naturaleza, de la silvestre y de la cultivada. Su vida siempre ha estado muy vinculada a la tierra y a la vida en el campo, aunque en algunos momentos solo haya sido a tiempo muy parcial. Xicu en La Laboral

De sus manos se deduce que mantiene un continuo contacto con la tierra y, al verlo en el campo, se puede comprobar cómo utiliza casi todos sus sentidos: coge y desmenuza la tierra para probar la textura del suelo, la huele y frota hojas de plantas para identificar su olor. En ocasiones, prueba el sabor o bien escruta cada detalle de las flores para cotejar sus conocimientos con lo que observa.

Le hubiese gustado estudiar Biología, pero no pudo ser; así que comenzó los estudios agrarios en el IES Luces (Colunga), en donde se formó como Técnico especialista en explotaciones agropecuarias.

Xicu lee mucho. Contrasta, escucha activamente, aprende de las ciencias y de los conocimientos de la tradición oral, observa, pone en práctica, prueba, saca sus propias conclusiones y no le tiene miedo al error, -de él siempre se aprende-, nos dice. Además, le gusta compartir conocimientos a través del blog (collacios de la güerta), y forma parte de Apasos (Asociación Permacultural para la promoción de la Agroecología y la Sostenibilidad).

Durante toda su polifacética trayectoria laboral, trató de no perder la conexión con su pasión y, siempre que pudo, se matriculó en algún curso sobre el medio natural o sobre flora… Temáticas que encontró en muchas ocasiones en la propia UP, de la que fue alumno casi desde sus comienzos. Como docente, lleva siete años impartiendo cursos sobre cultivos de árboles y arbustos frutales, técnicas de poda, injerto y mantenimiento, huertos familiares… Asuntos en los que ha ido evolucionando desde un conocimiento autodidacta, entremezclado con su formación académica inicial, hasta la actualidad, en la que es un férreo defensor de la agricultura ecológica.

Sobre su actitud, afirma: «Me gusta aprender de las personas de los cursos porque su mente no es una pizarra en blanco. Poseen conocimientos del campo y de las prácticas tradicionales que se transmitieron de forma oral por las aldeas. A veces, es muy difícil que cambien de hábitos porque, como dicen, las cosas se hicieron siempre así. Entonces les cuestiono el procedimiento y, al final, creo que me dan la razón. En los cursos también se matriculan personas sin ningún tipo de conocimiento previo, que desean comenzar a cultivar como afición o para probar otra forma de vida y, aunque en menor proporción, gente joven que quizá descubra una nueva salida profesional».

Tanto tiempo impartiendo cursos le ha permitido conocer a mucha gente, formar parte de varias redes y tener grandes amistades procedentes de la cantera de alumnado. Le encanta el intercambio de semillas, mantener sus propias plantas, conseguir soberanía alimentaria y, sobre todo, tener capacidad de decisión sobre las cosas de las que se alimenta.

Atesora muchos sueños, pero el que más le ilusiona es tener una finca de diseño y desarrollo permacultural para poder vivir en ella y de la formación que pueda impartir in situ.

Que se cumpla tu sueño.

Xicu Xabel

El titular ya nos da pistas sobre su profesión, la de fotógrafa, una pasión que siente desde su infancia en la que el arte fue uno más de la familia. Su madre estudió historia del arte y su padre es arquitecto por lo que en su ambiente la convivencia con obras y artistas de la pintura y de la escultura fue, desde siempre, algo tan natural como respirar oxígeno. Cuando era pequeña en los viajes nunca faltó alguna visita especial a edificios singulares y disfrutó mucho de las dotes didácticas de su madre. «Fue una suerte inmensa».   

IMG_1932

Inicialmente se forma en la Escuela de Artes  y Oficios de Oviedo y tras recibir una beca se traslada a Nueva York para continuar su formación en el International Center of Photography y en el  Visual Arts School of Design para continuar en la École Nationale de la Photographie de Arlés, en Francia.

Trabaja en el estudio de Alan Kaplan, prestigioso fotógrafo publicitario, y también para Mary Ellen Mark, una de las leyendas de fotografía de reportaje, contemporánea.

Tras realizar diversos talleres de especialización y participar en exposiciones individuales y colectivas aterriza en Gijón, ciudad natal de su abuelo, y le hablan del proyecto formativo de la Universidad Popular; al haber impartido docencia en Nueva York y más tarde en Madrid ya sabe lo que es sentir el gusanillo de las clases y se embarca en múltiples cursos de la UP durante diez años (1997-2007): iniciación a la fotografía –analógica, claro-, el sistema de zonas, la iluminación en fotografía,… «El planteamiento de mis clases partía de la idea de que el alumnado sintiera pasión por la fotografía, lo que no siempre era así –claro-pero tampoco me importaba; daba a conocer a autoras y a autores de actualidad, en aquella época, a otros más clásicos y aunque, en determinados casos, era consciente de que algunas imágenes no se entendían lo que sí creo haber conseguido es infundir respeto por la imagen fotográfica».  Llegó a impartir seis horas diarias de clase de temáticas diferentes y a grupos diferentes; preparar las clases de historia de la fotografía, sobre el ensayo fotográfico, sobre el reportaje o sencillamente la iniciación, la cargaba de energía. Después en clase, observar las reacciones la enriquecía aún más. Impartió el último curso de fotografía analógica en 2005. La irrupción del mundo digital le produjo un fuerte impacto pero agradece haber estado impartiendo docencia en ese momento porque la colocó ante la tesitura de tener que renovarse, y superó el reto, pero la docencia ya no fue la misma. La clase se convirtió en la explicación del funcionamiento técnico de una máquina, «como quien explica el funcionamiento de una lavadora» pero dejó de haber reflexión fotográfica, crítica,… y esto trastocó el interés que la había llevado a impartir docencia durante tanto tiempo.  Lo intentó durante dos años pero finalmente, en 2007, decidió buscar otros derroteros.

«Tengo un recuerdo muy especial y le guardo un enorme cariño a la Universidad Popular. Aprendí mucho, me encontré con alumnas y alumnos entrañables y nunca olvidaré al equipo técnico del departamento en el que confié por su gran apoyo. Siempre me sorprendió, además, el trato tan personal, cariñoso y delicado que tenían con el alumnado de los cursos».

Actualmente Mercedes Blanco se dedica a la fotografía profesional. Se ha especializado en reportajes de celebraciones (bodas, comuniones,…) con un enfoque periodístico; se trata de reportajes de boda con una gran dosis de espontaneidad sin apenas intervención ni dirección.

Desde la UP vamos a “revelarte” a ti un secreto: en breve se presentará al público la Guía de la Fototeca de Asturias. Quizá no lo recuerdes pero en los fondos de esta fototeca están unas fotos que realizaste, sobre el mundo rural asturiano, para el Muséu del Pueblu d´Asturies.

mg_4398baja

Foto: Mercedes Blanco

Cecilia Alonso (Gijón, 1976) es profesora en la UP desde 2009. Comenzó dando clases de técnicas de relajación y luego con los cursos de memoria y gimnasia mental para mayores, risoterapia y algunos otros de Psicología. No era su primera experiencia docente, venía de impartir cursos para mayores en el Ayuntamiento de Oviedo. Le gusta trabajar con las personas porque tiene fe en la humanidad, opina que hay mucha gente que merece la pena y su experiencia en las aulas no hace más que corroborarle su teoría.

Durante una clase de técnicas de relajación en el Cerro Santa Catalina

Durante una clase de técnicas de relajación en el Cerro Santa Catalina

La UP no solo imparte cursos de disciplinas artísticas, informática o historia y arte; también tiene un apartado para la salud y en ese sentido, nuestra profesora opina  que «cumple una función social y terapéutica, especialmente en estos cursos en los que hay mucha gente que se apunta por hacer algo, porque está pasando momentos vitales dolorosos y necesitan salir de casa, estar con gente, a veces son sus hijos quienes les animan a venir ». Resalta la importancia de la parte social, tan terapéutica como los contenidos, esa función socializadora que hace tan importante la UP. Cuando se refiere a otras temáticas abordadas en la UP cree que «te permite trabajar tus intereses personales, seguir cultivándote, crecer como persona».

En general considera que la UP contribuye a incrementar la oferta cultural, que para ella «nunca será suficiente» y también a la formación de públicos. «La UP crea cultura y a la vez genera afición para que otros acudan a espectáculos, exposiciones, etc.»

Esta licenciada en Psicología y diplomada en Magisterio, especialidad de educación especial, también quería ser fisioterapeuta. Su perfil profesional es claramente social y disfruta desarrollando su labor en grupos. Sus escuelas de referencia son el humanismo y la psicología de tercera generación. Alcanzar una mejor calidad de vida, un mayor bienestar dentro de lo que es cada cual y de sus circunstancias es un objetivo diario para Cecilia.

Nuestra capitana de la risa y la sonrisa continúa un año más repartiendo buen humor, memoria y relax sin complejos, ni reparos, ni píldoras y con mucha satisfacción, la misma que nos produce contar con ella. Fofucha

Antes de comenzar con nuestra entrevista, Víctor nos interrumpe  para comentarnos algo que no quiere que se le pase. En la primera clase del último curso que impartió en la UP, el de empresas y destinos turísticos sostenibles, apareció una persona con la clase ya avanzada que permaneció sentada durante media hora hasta que le dijo: «me he confundido de clase pero está usted tratando de cosas tan interesantes que me gustaría quedarme hasta el final, ¿puedo?». «En todas mis horas de docencia, y llevo muchas, esto solo me ha pasado en la Universidad Popular; llama mucho la atención el interés que tienen las personas por aprender».

Dinamización turística para el desarrollo local, turismo para todas las personas: sin barreras de accesibilidad, auxiliar de congresos, junto al ya mencionado, empresas y destinos turísticos sostenibles, han sido los cursos que ha impartido y de todos ellos guarda un excelente recuerdo. En todos, el alumnado es muy diverso, en unos casos prima la curiosidad, en otros el comienzo de una capacitación profesional, e incluso en algunos, ves que se le enciende una chispa a un futuro emprendedor. En cualquiera de ellos procura que alumnas y alumnos lleven en su «mochila» muchos casos prácticos que va armando al final con un hilo conductor teórico, una especie de aprendizaje basado en ejemplos, en datos extraídos del mundo laboral real, en el que posee amplia experiencia, y cuyo fin es el desarrollo de las personas; prefiere este calificativo al de la formación. Desde entonces mantiene contacto a través de las redes con unas cuantas personas que estuvieron en sus clases. Para él este contacto es significativo «hay consultas, intercambio de información y un continuo desarrollo personal».

Víctor Cabal a la orilla de la mar en Maine, EE.UU.

Víctor Cabal a la orilla de la mar en Maine, EE.UU.

Licenciado en Químicas, con experiencia en investigación, con publicaciones e incluso con un premio de investigación científica, Víctor Cabal Díaz ha desarrollado múltiples facetas en su trayectoria profesional hasta llegar a la del Turismo. Un itinerario  que para él es de fácil acomodación porque «existe cierto paralelismo entre la química que estudia y trata de la atracción entre los cuerpos y el turismo como búsqueda de atracción entre las personas y los destinos que las acogen». Y si por algo se caracteriza este profesional asturiano es por su especial empeño en conseguir la accesibilidad al turismo de todas las personas, lo que denomina diseño universal, un diseño que debe garantizar, independientemente del tipo de discapacidad de las personas, su acceso a los destinos turísticos.

Resumimos muchísimo  su amplio currículum  para quedarnos con unas pinceladas de su actual dedicación: profesor en la Escuela Universitaria de Turismo de Asturias, en la Universidad Europea de Madrid y socio director de Cuatro Pi Tourism, empresa de consultoría turística.

Su último trabajo se ha centrado en el proyecto  VisitOurWork ,viaje al conocimiento, que es el primer portal de visibilización de la oferta española de Turismo Industrial.

Es también miembro del Consejo de Expertos  del Instituto de Turismo Responsable, entidad asociada a la UNESCO y a la Organización Mundial de Turismo a la que Gijón se ha incorporado formando parte de la Certificación Biosphere.

Porque sabemos de tu compromiso  con la UP nos gustaría que repitieses. Sin duda alguna, este destino siempre te acogerá.