archivo

Archivo de la etiqueta: Alarde

La Universidad Popular y la asociación Alarde llevan vinculadas desde 1996 cuando se empiezan a impartir cursos de Danza y creación para adultos con discapacidad intelectual. Pasados dos años se amplía la oferta pública con talleres de música y otro taller de Danza que en la actualidad se siguen programando.

La Danza es el recurso que estrecha lazos en la colaboración continua entre Alarde y la Universidad Popular. Elena Reales es la profesora que imparte las clases con la monitora de apoyo,  Conchita Fernández. Los alumnos y alumnas, que bien se han ganado el título de «BAILARINES» por su formación, esfuerzo e ilusión, participan en diversos actos con representaciones coreográficas inspiradas en la capacidad de cada uno de ellos y su manera especial de transmitir emociones al público que les contempla.

Alarde pie

 

La asociación Alarde es una entidad sin ánimo de lucro constituida en 1995. Nació con la necesidad de tener un punto de encuentro de familias donde había al menos una persona con discapacidad. Empezaron a trabajar, como aquel que dice, dando palos de ciego porque ni la sociedad estaba preparada, ni las personas que iniciaban este proyecto sabían por donde caminar para favorecer el aprendizaje y mejorar el ocio de personas con otras capacidades.

Tras varios años de experiencia y éxitos, en 2008 se inaugura La Escuela de Arte Alarde, apoyada por el Ayuntamiento de Gijón. Es un centro abierto a la sociedad, que abarca la formación en varias disciplinas artísticas y que tiene por objetivo sembrar el gusto por el Arte. Este año 2014 el número de personas con capacidades diversas que participan en esta escuela asciende a 170.

Que el Arte siga abierto para «La Vida» y que nos dé la oportunidad de seguir creando con las capacidades de todos aquellos que se comprometen a buscar una mejora en su día a día.

Con la colaboración de Elena Reales

BRAVO ASTURIANISIMO

 

 

Anuncios

Elena Reales es profesora de danza. Lo lleva siendo ya muchos años desde que empezó a colaborar en los talleres de danza y creación que impartía Estrella García. Más de quince años hace ya de esto y de colaboradora pasó a ser profesora de este taller de danza dirigido a personas con discapacidad psíquica. Algunos años después también se hizo cargo de los cursos de danza contemporánea.

La discapacidad es un tema muy presente en la vida de Elena del que aprende continuamente y que le aporta muchísimas satisfacciones porque, entre otras cosas, ver la evolución de algunas personas es emocionante. Imparte también danza en la Escuela de arte para personas con discapacidad Alarde. Infatigable, participa con su alumnado en actos solidarios, festivales y otras galas dando visibilidad a la diversidad y a la importancia de la educación en nuestras vidas.

en DANZA

Durante una clase abierta de Danza y creación en el Centro de Cultura Antiguo Instituto

Formada en el Conservatorio de Danza de Madrid y en otras escuelas de Barcelona, Nueva York, Costa Rica, etc… bailó en la compañía de Fernando Hurtado y también en el Taller de Danza Kaos.  Sus primeros pasos fueron de ballet clásico en el Joven Ballet Concierto de Madrid dirigido por Ana Lázaro, después ya se centró en la danza contemporánea y en la danza para la vida. Su actividad profesional está muy vinculada a los medios de comunicación donde viene desempeñando labores de presentadora y de producción. Entre otros medios trabajó en la TPA.

Considera que la UP es no solo un lugar de encuentro y formación, también tiene un papel muy importante como creadora de públicos para las artes escénicas. Personas que acuden a los espectáculos que se ofrecen en la ciudad y que cada vez son más exigentes, más expertas.

La experiencia en la UP es para ella un camino y una forma de vida. Trabajar con personas adultas requiere mucha paciencia «por todo lo que dan, por todo lo que ofrecen». La docencia en una institución como la UP «me ha motivado a aprender un montón de cosas, entre ellas sobre la discapacidad, es un incentivo para seguir formándome y aprendiendo».  Cada cual llega con unos problemas, unas expectativas y «se trata de que experimenten la danza y la usen para lo que la necesiten en su vida cotidiana».  Elena comenta que la UP le ha aportado una enseñanza para la vida porque aprendes a «aceptar a las personas por lo que son, no por lo que yo quiero que sean».

Todos los viernes tiene una cita ineludible en el Centro de Cultura Antiguo Instituto con el curso de danza y creación. Esperamos que siga siendo así por mucho tiempo.

IMG_3293

Con una alumna de Danza y creación en una de sus actuaciones