archivo

Archivo de la etiqueta: grabado

Laura Rodríguez Noval (Gijón, 1980) es Técnica Superior en Grabado y Técnicas de Estampación por la Escuela de Arte de Oviedo. Completó su formación de grabado durante un año en Litografía Viña y también cursó estudios de Restauración y conservación de bienes culturales y patrimoniales en la Escuela Superior de Arte del Principado de Asturias. También se formó como constructora de vitrales artísticos en Rivas Vidrio. Trabajó como restauradora de retablos, tallas, pinturas murales, y formó parte del equipo que restauró «La Iglesiona». Combina este trabajo con su labor docente,  y aunque siempre trabajó con público infantil,  desde octubre del pasado año es profesora de grabado en la Universidad Popular.

Su primer contacto con la UP fue como alumna de teatro con Felipe Ruiz de Lara, tenía 18 años «lo 20140219_105456pasé muy bien, estaba estudiando grabado, tenía que hacer un proyecto y me sirvió para relajarme y para inspirarme». También hizo cursos de cerámica con Toni Soriano y otros,  «siempre buscaba algo que me ayudara a completar mi formación, hacía seguimiento de las ofertas de la UP y me beneficié de ello porque hice cursos que me sirvieron». En su formación, Laura tocó casi todas las disciplinas artísticas porque  «siento verdadera pasión por el arte, ya sea creando, enseñando, restaurando o disfrutando como espectadora».

Ahora, como profesora dice que «la experiencia es muy buena, tengo mucha ilusión, estoy descubriendo cosas, conociendo a mucha gente y con proyectos de los que aprender y disfrutar». Define el ambiente del taller como el que se genera entre un grupo de amigos que se reúnen para trabajar, aprender y divertirse, «admiro mucho a los alumnos porque con su vida y sus trabajos, llegan al taller llenos de energía y proyectos, ponen mucho empeño y entusiasmo y eso no solo me facilita el trabajo sino que hace que me resulte muy gratificante». Describe la UP como una institución «que da opciones educativas que no hay en ningún otro sitio: buenas instalaciones, buenos precios y buen ambiente, para todos los públicos y con una variedad de temáticas que solo hay aquí».  Pero no es solo una diversión o una manera de relacionarse puesto que del taller de grabado ya salieron varias personas cuya obra fue seleccionada por Calcografía Nacional así como exposiciones individuales o colectivas. «Se trata de un taller muy prolífico en el que se experimenta con muchos materiales distintos, en el que se recicla y con un concepto de grabado muy contemporáneo, sin desdeñar las técnicas clásicas como el aguatinta y el aguafuerte». En este momento trabajan en dos proyectos expositivos, uno dedicado al Greco que se presentará en el Centro Municipal Integrado de El Llano en primavera y otro que es aún un secreto por desvelar, que se podrá disfrutar en el Centro de Cultura Antiguo Instituto en el mes de junio.

No es inusual entrar en el taller y encontrarse cartones de leche que utiliza para estampar, no es extraño verla reciclar los recortes de los recortes para crear arte. Lo que sí es cotidiano es que  Laura te reciba con su mejor sonrisa y con su buen hacer, con empeño y entusiasmo, tiñendo de arte cada rincón de este taller que ya es un clásico en la UP.

Fernando Redruello es el responsable del montaje de las exposiciones que realiza la FMCE y UP en sus museos y equipamientos, tarea que simultaneó con la docencia por un tiempo. Comenzó a dar clases en la UP en el 82, fue nuestro primer profesor de grabado. Acababa de aterrizar de Roma donde había estado durante dos años con una beca al finalizar los estudios de  Bellas Artes en Madrid. En aquellos tiempos de facultad, utilizaba el taller de grabado como una vía de escape a la creatividad, algunas veces alejada de los ejercicios propuestos por los profesores.

Fue su primera experiencia como docente y con público adulto. Su pretensión fue acercar el conocimiento básico de las técnicas de grabado, poder vincular la parte artesanal con la artística y formar la sensibilidad de la gente para que comprendiesen el arte actual. Se empezó en el  Antiguo Colegio Asturias en unas condiciones poco adecuadas, recuerda a alumnos con los que hoy todavía sigue en contacto,  alguno de ellos  llegaron a ser grabadores reconocidos como Julio Castaño, que también fue profesor de la UP, Patón del que se pueden ver exposiciones… y muchos más que nos quedan en el tintero.

Su primera exposición colectiva la realiza en Luarca, su lugar de origen y es en el 72  cuando expone por primera vez de forma individual y lo hace en la sala Antiguo Instituto Jovellanos. La exposición es fundamentalmente de pintura de paisajes y retratos. Estas se van sucediendo por Roma, Candás, Salamanca, Madrid, Lisboa, Nápoles, Gijón…y todas acompañadas de un buen puñado de premios. Al inicio exponía tanto pintura como grabado, mostraba las dos disciplinas y es a partir del 87, cuando introduce la escultura en sus exposiciones.

Utiliza la pintura, el dibujo, grabado, escultura o collage en función de lo que quiera contar. Aunque reconoce que para él, el  dibujo o la pintura tienen algo de «representación»,  tienen más límites. La fotografía es su compañera de trabajo desde los años 70, la emplea a modo de  blog de apuntes para captar ideas o la puede incorporar en sus collages o en sus obras objetuales que realiza con materiales ensamblables de procedencias diversas.

En sus obras se aprecia la seducción que le provoca el contrapunto de las formas geométricas, cartesianas, frente a las formas orgánicas más blandas y se siente fascinado por la dualidad de la pared y el suelo. El suelo punto de contacto con la realidad, donde estamos asentados, donde se construye y la pared donde se exhibe.  Eso le lleva a hacer que la escultura descienda del pedestal y se apoye en la pared y que la pintura baje al suelo y se recueste para descansar.

Su último trabajo fue una instalación en el monasterio de Cornellana, enmarcada en el proyecto Extensiones – Anclajes de Laboral Centro de Arte y Creación Industrial. Ahora, ya disfruta de parte de su jubilación que dedica a sus encuentros con la Naturaleza, pues es ahí donde se nutre de ideas y piezas que lo llevan a sus mejores momentos creativos. Además  quiere emplear más tiempo a la producción,  «para  que lo recolectado no se quede en una idea o una nota,  aunque de forma tranquila, pues los elementos hay que dejarlos madurar, mezclarlos para que puedan relacionarse y germinar».

Nuestros mejores deseos para esta nueva etapa que seguro será muy creativa.

Parque Natural de Redes (Asturias)

Parque Natural de Redes (Asturias)

El mes de agosto viene cargado de estrellas y no son solo las Perseidas. La exposición «Las paredes  hablan» en el patio del Centro de Cultura Antiguo Instituto también está plagada de estrellas y  son de Ana Díaz. Es un conjunto de instalaciones muy vinculadas entre sí y en las cuales está muy presente la naturaleza. Esta exposición colectiva surge de dos talleres desarrollados en Litografía Viña, uno de escultura en papel impartido por Iria do Castelo y otro taller gráfico y textual impartido por Marta Fermín, Javier Almuzara y Ana Díaz, con el mismo nombre de la exposición.

Ana Díaz en la inauguración de la exposición

Ana Díaz en la inauguración de la exposición

Estuvimos con Ana Díaz que impartió la parte de papiroflexia, origami y kirigami. Su experiencia como docente fue muy interesante para ella: «es muy gratificante porque las ideas de los demás y el contacto es muy enriquecedor, todo suma». Ana enseñó diversas técnicas básicas a partir de las cuales, los artistas participantes elaboraron sus propias piezas aplicándolas a sus ideas y trabajos.  Piezas elaboradas en ese taller, textos estudiados con Almuzara y el montaje de Marta Fermín que incorporó las esculturas en papel, todo eso se puede ver en la exposición que se puede visitar hasta el 29 de agosto.

«El ceñidor de Venus» es la obra de Ana porque según dice es su planeta estrella. Se trata de unas estrellas realizadas con la técnica del origami. Todas ellas forman el ceñidor de Venus desceñido, el corsé desatado, una liberación, una ruptura con las ataduras. Ana se inspiró en un poema de Alberti del mismo nombre y en la obra de Cranach.

El ceñidor de Venus

El ceñidor de Venus

Esta experta en papiroflexia es una artista multidisciplinar que inició su afición por el papel en la infancia de la mano de su abuelo materno, una afición que nunca abandonó. Estudio el módulo de técnicas de escultura en piedra en la Escuela de Arte de Oviedo, también cuenta con formación en fotografía y edición de audiovisuales. Hace dos años que participa en los talleres de grabado de la Universidad Popular y le gusta mucho ya que está muy relacionado con la escultura donde  también se  trabajan elementos como el volumen y la textura.  Como alumna de grabado  participó en el montaje de la instalación «Habitamos», realizada especialmente para el 30 aniversario de la Universidad Popular en el Jardín Botánico Atlántico.

El mes de agosto nuestro cielo está cubierto de estrellas. Fuera del Antiguo Instituto, las Perseidas, dentro, las de Ana Díaz. No os perdáis ni unas ni otras.

Estuvimos con Marta Fermín, nuestra profesora de grabado durante siete años. Marta se formó en la Escuela de Arte de Oviedo, especializándose en grabado y técnicas de estampación y en edición de arte. Su formación complementaria la desarrolló en diferentes centros nacionales e internacionales de arte. Impartió talleres en diversos museos de Asturias, entre ellos el de Bellas Artes y estuvo al frente del taller de grabado de la UP durante siete años.  Como gestora dirigió la Sala de Arte Alfara (Oviedo) y el Estudio Alfara (Salamanca). Como artista está vinculada a la Galería Vértice desde 1999 en la que expuso en varias ocasiones. Fue seleccionada, junto con otro artista español,  para exponer en el Barbican Centre de Londres con motivo de las Olimpiadas en una muestra de arte organizada por  el Ministerio de Cultura chino que adquirió su obra,  por lo que ahora forma parte de la colección del Museo de Arte de Pekin. Estos días se puede visitar una exposición suya “El observatorio” en la recién inaugurada galería Arancha Osoro (Oviedo/Uviéu).

Conserva un recuerdo especial de su paso por la UP donde fue el alma del taller de grabado durante varios años que fueron muy fructíferos en cuanto a proyectos y exposiciones. Describe así su experiencia: “Tuve mucha libertad de acción para trabajar y eso permitió que pudiera desarrollar los proyectos a mi manera y que se reflejara en los trabajos del alumnado y en su implicación. También es fundamental la convivencia que resulta muy gratificante;  después de siete años acaban siendo un poco tu familia porque pasas con ellos muchas horas”.

Habitamos 2

“Habitamos”. Instalación realizada con motivo del 30 aniversario de la Universidad Popular en el Jardín Botánico Atlántico. Alumnado del taller de grabado bajo la dirección de Marta Fermín.

Marta define la UP como un hogar, un lugar de encuentro para mucha gente que encuentra en suaulas y talleres refugio y apoyo. Considera que la experiencia docente es enriquecedora para el alumnado y también para el profesorado que se nutre de las aportaciones del grupo con el que trabaja cada día.

En la actualidad, Marta es directora artística en el Centro de estampación artística Litografía Viña (Gijón/Xixón). Es una profesional todo terreno que aborda con igual ilusión y entrega los aspectos artísticos, docentes y de gestión por lo que constituye un pilar fundamental para el desarrollo de un centro artístico tan importante y de referencia para la ciudad como es Litografía Viña. ¡Suerte Marta!

Marta Fermín

Marta Fermín en la galería Arancha Osoro durante el montaje de su última exposición “El Observatorio”. Foto: Marcelo Suárez