archivo

Profesionales y entidades

Con Ana Belén Rodríguez

Erase una vez una estudiante que no había encontrado acomodo en el sistema educativo. Tras cursar un ciclo de formación profesional aterrizó en el departamento de Programas Educativos de la FMCEyUP.  Allí vio cómo se iba abriendo un hermoso camino. Quería ser narradora oral porque le fascinaba ese mundo que había descubierto de la mano de su tutor de prácticas Paco Abril. Era un sendero de baldosas amarillas que la adentraba en un bosque lleno de personajes inventados y algunos aún por inventar. Encontró su lugar. Estudió, estudió y estudió tanto que ahora habla con pasión y un profundo discurso sobre la importancia de los cuentos en la educación. Preparó su voz, trabajó la expresión corporal, se matriculó en Pedagogía y se especializó en Educación activa y acompañamiento respetuoso a la infancia.  Ahora es una experta narradora y educadora a la que no solo le gusta trabajar con niños y niñas si no que le encanta la educación de personas adultas. Así llegó a la UP, de la que dice convencida que sería necesaria una en cada ciudad. «Aporta muchísimas  cosas y facilita el acceso a la cultura en temáticas muy diversas». Antes de ser profesora fue alumna de teatro y danza.

Define la narración oral como transmisión de conceptos, cultura y sabiduría, especialmente en el plano emocional. «Las historias moldean emociones porque quien las escucha se identifica con lo que le cuentan, siente y piensa».  Los cuentacuentos son actividades con motivo, adaptadas a su público y dejan una semilla plantada de respeto por el arte, de gusto por la literatura, de hábitos de lectura. Es una actividad con peso y su efecto es visible en quienes acuden con asiduidad. «Una sociedad sin cultura es un sinsentido», opina Ana Belén y considera que su perfil profesional puede aportar mucho a la comunidad.

En las caras de los niños y las niñas ve emociones contenidas y expectación. En las caras de las personas adultas ve lo mismo pero multiplicado por mil. Incluso a veces se pregunta quién acude a la sesión realmente. Es un momento de evasión, de retorno a la infancia en una sociedad «que nos va separando según crecemos del mamífero que somos y nos somete a juicio constante».

Fue campeona de España de karate, canta (y de maravilla), tiene varios proyectos en cartera, entre ellos De palacio vengo, de música antigua. Forma parte de Storytellers, que combina las versiones musicales de sus temas favoritos con la narración y además formó hace varios años su propia compañía Puppy’s Narración oral en el que las historias van acompañadas de uno o varios instrumentos de cuerda. Crean atmósferas imaginarias en las que navegan las historias mientras un público embelesado las mira casi sin respirar.  Silencio absoluto y expectación en las caras. ¿Cómo acabará? Ana Belén nos lo contará.

Ana Belén Rodríguez

Anuncios

image002Su afición por las plantas medicinales le viene de cuando era pequeño e iba con su abuela a recoger las que ella utilizaba. Con el paso de los años esa afición se convirtió en su vocación y profesión.

Se licencia en Medicina por la Universidad de Oviedo en 1982 y empieza  ejerciendo en un seguro. Ya en aquella época entendía que la medicina general tendría que estar orientada a ver al paciente desde una perspectiva global, integral, ya que una dolencia puede tener un origen psicosomático que también debería  atenderse.

Su trayectoria profesional le llevó a Los Oscos, en un momento en el que  las comunicaciones eran penosas. Nos cuenta que en muchas ocasiones  tenía que solucionar él solo la papeleta a los habitantes haciendo las veces de especialista, pues la mayoría no se podían permitir el lujo de ir a Oviedo. En cualquier caso, él es un médico generalista convencido,  pues considera que a la persona debe tratársela como a un todo y no como los especialistas que atienden a lo que atañe a su especialidad.

En 1987, decide dedicarse a lo que realmente le gustaba y empieza a estudiar por su cuenta y de forma autodidacta medicina natural y fitoterapia  pues en España no había nada relacionado con ese campo. Ese mismo año va a París de vacaciones  y allí visita una exposición de Farmacia Natural donde de forma casual ve unos papeles por el suelo que anuncian publicidad de los cursos de fitoterapia de la Facultad de Farmacia de Montpellier. De esta manera tan peculiar decide hacer esos estudios y sacar el título de Diplomado en Fitoterapia,  curso  que le sirvió no sólo para aprender sino también para contactar con otros profesionales europeos. Después en Londres realiza estudios de Homeopatía en la Facultad de Homeopatía del Royal London Homeopatic Hospital.

Vuelve a su ciudad natal  y abre su consulta de medicina natural. Combina la práctica del ejercicio médico con charlas, cursos, asistencia a congresos, seminarios, para seguir aprendiendo y también crea la Sociedad Asturiana de Fitoterapia en 1991. Fue miembro fundador, presidente y vicepresidente respectivamente de la Sección Colegial de Médicos Acupuntores, Homeópatas y Naturistas del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Asturias. En 1992 organiza y preside el  I Congreso Internacional de Fitoterapia “Ciudad de Oviedo”, el  primero de esta disciplina en el país. Es en  esta época cuando le llaman de la Universidad de Oviedo para impartir el  primer curso de Plantas medicinales en la Facultad de Biológicas. Además, desde hace ocho años imparte en la Facultad de Medicina  la asignatura de Medicinas Complementarias, con la finalidad de dar a conocer y sensibilizar a la «clase médica» en otro tipo de terapias alternativas. Asignatura que en estos momentos es optativa.

Como profesor de UP impartió el curso de Plantas medicinales en varias ofertas, siempre con gran demanda. Para él es una «experiencia que valora muy positiva y satisfactoriamente pues el alumnado viene con mucho interés y muchas ganas de aprender, hacen muchas preguntas y muy interesantes». Le gusta el contacto con la gente y encontrarse con un público tan heterogéneo que va desde una estudiante de farmacia a una ama de casa ,con jóvenes y mayores. Dice que le supone todo un reto a la hora de preparar e impartir las clases.

Es un profesional muy polifacético y con mucha iniciativa,que rápidamente se lía la manta a la cabeza  y tan pronto funda, dirige, redacta y publica una revista médica, como dirige, asesora y participa en programas de radio. Tampoco  es difícil encontrarlo  de médico en rallies. Es autor y coautor de libros como Plantas medicinales en Asturias y  Plantas medicinales en España;  así todo  encuentra tiempo para sacar las titulaciones de patrón y capitán de yate y si se tercia salir a la mar, por la que siente una gran pasión.

¡Qué tengas buena mar!

img_4485

La Universidad Popular y la asociación Alarde llevan vinculadas desde 1996 cuando se empiezan a impartir cursos de Danza y creación para adultos con discapacidad intelectual. Pasados dos años se amplía la oferta pública con talleres de música y otro taller de Danza que en la actualidad se siguen programando.

La Danza es el recurso que estrecha lazos en la colaboración continua entre Alarde y la Universidad Popular. Elena Reales es la profesora que imparte las clases con la monitora de apoyo,  Conchita Fernández. Los alumnos y alumnas, que bien se han ganado el título de «BAILARINES» por su formación, esfuerzo e ilusión, participan en diversos actos con representaciones coreográficas inspiradas en la capacidad de cada uno de ellos y su manera especial de transmitir emociones al público que les contempla.

Alarde pie

 

La asociación Alarde es una entidad sin ánimo de lucro constituida en 1995. Nació con la necesidad de tener un punto de encuentro de familias donde había al menos una persona con discapacidad. Empezaron a trabajar, como aquel que dice, dando palos de ciego porque ni la sociedad estaba preparada, ni las personas que iniciaban este proyecto sabían por donde caminar para favorecer el aprendizaje y mejorar el ocio de personas con otras capacidades.

Tras varios años de experiencia y éxitos, en 2008 se inaugura La Escuela de Arte Alarde, apoyada por el Ayuntamiento de Gijón. Es un centro abierto a la sociedad, que abarca la formación en varias disciplinas artísticas y que tiene por objetivo sembrar el gusto por el Arte. Este año 2014 el número de personas con capacidades diversas que participan en esta escuela asciende a 170.

Que el Arte siga abierto para «La Vida» y que nos dé la oportunidad de seguir creando con las capacidades de todos aquellos que se comprometen a buscar una mejora en su día a día.

Con la colaboración de Elena Reales

BRAVO ASTURIANISIMO