archivo

Archivo de la etiqueta: talleres

Polifacéticu, inquietu y de poques palabres, seya por timidez o por un pragmatismu estremáu, facemos esta semblanza enfilando les cuentes d´una charra na que fala de sigo mesmu con dalgo de desdexu. Pero’l filu ye fuerte, dieciocho años venceyáu a la UP, primero como alumnu y más lluéu como profesor, permítenos facer esti retratu. Tuvimos con Javi Lueje, profesor de vídeo na UP.

Empezó como alumnu de cursos d’ imaxe con Roberto Coronado y Paco Vega.  Fue pa Javi l’aniciu nel campu audiovisual porque accedió a facer práutiques na tele (TLG) y dio’l saltu al ámbitu profesional.  Tamién se formó en música, clases de baxu con Carlos Redondo o David Casillas, o de guitarra con Julio Gilsanz. Alumnu tamién nel Taller de músicos con René de Coupeaud y Juanjo Mintegui, fizo un bon percorríu pela formación audiovisual d’esta Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidá Popular. Fue montaxe y edición con Premiere, nun cursu de formación pal emplegu, onde empezó la so trayectoria como profesor na UP, na que sigue anguaño poniendo clases de vídeo dixital.

Tien claro que la UP pon la educación al alcance de tola xente y que ye una oportunidá pa comenzar nun campu nuevu, mesmo nun campu llaboral. Tien un calter social permarcáu y xune lo formativo colo lúdico anque non siempre, hai cursos que poles sos carauterístiques, céntrense muncho más nel aspectu formativu porque son muy téunicos y porque ye lo que la xente demanda, ye’l casu de los de vídeo, onde busca algamar una serie d´oxetivos que den rempuesta a les espeutatives. Trabayar nel campu audiovisual, pa esti llicenciáu en Socioloxía,  nun ye solo falar de cómo remanar un programa, tamién ye necesaria la capacidá d´análizar con perspeutiva crítica, estripar los secretos de les imáxenes tan emplegaes pa mover conciencies… o p’aparcales.

Foto Javi lueje

Amás de docente tamién «doi coartada audiovisual  a diferentes temátiques que me interesen. La música ta mui presente, más que la música, los músicos». Puen topase dellos videos musicales de grupos d´Asturies de tolos estilos y tamién documentales o colaboraciones en proyectos de cálter históricu-social.

Pon talleres de música tradicional nes escueles y tamién nel Muséu del Pueblu d’Asturies, forma parte de la Escuela de Música Tradicional la Quintana, onde tamién punxo clases y agora lleva la xestión.

¡Ah! ¡Y toca’l tambor!

Anuncios

Fernando Redruello es el responsable del montaje de las exposiciones que realiza la FMCE y UP en sus museos y equipamientos, tarea que simultaneó con la docencia por un tiempo. Comenzó a dar clases en la UP en el 82, fue nuestro primer profesor de grabado. Acababa de aterrizar de Roma donde había estado durante dos años con una beca al finalizar los estudios de  Bellas Artes en Madrid. En aquellos tiempos de facultad, utilizaba el taller de grabado como una vía de escape a la creatividad, algunas veces alejada de los ejercicios propuestos por los profesores.

Fue su primera experiencia como docente y con público adulto. Su pretensión fue acercar el conocimiento básico de las técnicas de grabado, poder vincular la parte artesanal con la artística y formar la sensibilidad de la gente para que comprendiesen el arte actual. Se empezó en el  Antiguo Colegio Asturias en unas condiciones poco adecuadas, recuerda a alumnos con los que hoy todavía sigue en contacto,  alguno de ellos  llegaron a ser grabadores reconocidos como Julio Castaño, que también fue profesor de la UP, Patón del que se pueden ver exposiciones… y muchos más que nos quedan en el tintero.

Su primera exposición colectiva la realiza en Luarca, su lugar de origen y es en el 72  cuando expone por primera vez de forma individual y lo hace en la sala Antiguo Instituto Jovellanos. La exposición es fundamentalmente de pintura de paisajes y retratos. Estas se van sucediendo por Roma, Candás, Salamanca, Madrid, Lisboa, Nápoles, Gijón…y todas acompañadas de un buen puñado de premios. Al inicio exponía tanto pintura como grabado, mostraba las dos disciplinas y es a partir del 87, cuando introduce la escultura en sus exposiciones.

Utiliza la pintura, el dibujo, grabado, escultura o collage en función de lo que quiera contar. Aunque reconoce que para él, el  dibujo o la pintura tienen algo de «representación»,  tienen más límites. La fotografía es su compañera de trabajo desde los años 70, la emplea a modo de  blog de apuntes para captar ideas o la puede incorporar en sus collages o en sus obras objetuales que realiza con materiales ensamblables de procedencias diversas.

En sus obras se aprecia la seducción que le provoca el contrapunto de las formas geométricas, cartesianas, frente a las formas orgánicas más blandas y se siente fascinado por la dualidad de la pared y el suelo. El suelo punto de contacto con la realidad, donde estamos asentados, donde se construye y la pared donde se exhibe.  Eso le lleva a hacer que la escultura descienda del pedestal y se apoye en la pared y que la pintura baje al suelo y se recueste para descansar.

Su último trabajo fue una instalación en el monasterio de Cornellana, enmarcada en el proyecto Extensiones – Anclajes de Laboral Centro de Arte y Creación Industrial. Ahora, ya disfruta de parte de su jubilación que dedica a sus encuentros con la Naturaleza, pues es ahí donde se nutre de ideas y piezas que lo llevan a sus mejores momentos creativos. Además  quiere emplear más tiempo a la producción,  «para  que lo recolectado no se quede en una idea o una nota,  aunque de forma tranquila, pues los elementos hay que dejarlos madurar, mezclarlos para que puedan relacionarse y germinar».

Nuestros mejores deseos para esta nueva etapa que seguro será muy creativa.

Parque Natural de Redes (Asturias)

Parque Natural de Redes (Asturias)

Antes de comenzar con nuestra entrevista, Víctor nos interrumpe  para comentarnos algo que no quiere que se le pase. En la primera clase del último curso que impartió en la UP, el de empresas y destinos turísticos sostenibles, apareció una persona con la clase ya avanzada que permaneció sentada durante media hora hasta que le dijo: «me he confundido de clase pero está usted tratando de cosas tan interesantes que me gustaría quedarme hasta el final, ¿puedo?». «En todas mis horas de docencia, y llevo muchas, esto solo me ha pasado en la Universidad Popular; llama mucho la atención el interés que tienen las personas por aprender».

Dinamización turística para el desarrollo local, turismo para todas las personas: sin barreras de accesibilidad, auxiliar de congresos, junto al ya mencionado, empresas y destinos turísticos sostenibles, han sido los cursos que ha impartido y de todos ellos guarda un excelente recuerdo. En todos, el alumnado es muy diverso, en unos casos prima la curiosidad, en otros el comienzo de una capacitación profesional, e incluso en algunos, ves que se le enciende una chispa a un futuro emprendedor. En cualquiera de ellos procura que alumnas y alumnos lleven en su «mochila» muchos casos prácticos que va armando al final con un hilo conductor teórico, una especie de aprendizaje basado en ejemplos, en datos extraídos del mundo laboral real, en el que posee amplia experiencia, y cuyo fin es el desarrollo de las personas; prefiere este calificativo al de la formación. Desde entonces mantiene contacto a través de las redes con unas cuantas personas que estuvieron en sus clases. Para él este contacto es significativo «hay consultas, intercambio de información y un continuo desarrollo personal».

Víctor Cabal a la orilla de la mar en Maine, EE.UU.

Víctor Cabal a la orilla de la mar en Maine, EE.UU.

Licenciado en Químicas, con experiencia en investigación, con publicaciones e incluso con un premio de investigación científica, Víctor Cabal Díaz ha desarrollado múltiples facetas en su trayectoria profesional hasta llegar a la del Turismo. Un itinerario  que para él es de fácil acomodación porque «existe cierto paralelismo entre la química que estudia y trata de la atracción entre los cuerpos y el turismo como búsqueda de atracción entre las personas y los destinos que las acogen». Y si por algo se caracteriza este profesional asturiano es por su especial empeño en conseguir la accesibilidad al turismo de todas las personas, lo que denomina diseño universal, un diseño que debe garantizar, independientemente del tipo de discapacidad de las personas, su acceso a los destinos turísticos.

Resumimos muchísimo  su amplio currículum  para quedarnos con unas pinceladas de su actual dedicación: profesor en la Escuela Universitaria de Turismo de Asturias, en la Universidad Europea de Madrid y socio director de Cuatro Pi Tourism, empresa de consultoría turística.

Su último trabajo se ha centrado en el proyecto  VisitOurWork ,viaje al conocimiento, que es el primer portal de visibilización de la oferta española de Turismo Industrial.

Es también miembro del Consejo de Expertos  del Instituto de Turismo Responsable, entidad asociada a la UNESCO y a la Organización Mundial de Turismo a la que Gijón se ha incorporado formando parte de la Certificación Biosphere.

Porque sabemos de tu compromiso  con la UP nos gustaría que repitieses. Sin duda alguna, este destino siempre te acogerá.

Ana  Isabel es profesora de marroquinería en la Universidad Popular desde 1999.  Su infancia la pasó en Australia, lo que le hizo conocer una sociedad multicultural, donde aprendió otras costumbres de vecinos italianos, checos, griegos… A los 11 años regresó a Asturias para cursar estudios. Desde siempre canalizó su creatividad a través de las manos, desarrollando grandes habilidades. Lo del cuero le vino de una forma casual, cuando sus hijos fueron  un poco mayores se apuntó a un curso de marroquinería que ofrecía  la Concejalía de la Mujer de Luanco. Desde ese momento quedó seducida por esta artesanía y siguió formándose asistiendo a cursos que ofrecían los Ayuntamientos o de forma privada.  Para ella «el cuero es muy vicioso,  ponerme a hacer cuero es un placer y me relaja».

Coqueteó con las ferias de artesanía y la docencia le llegó dando cursos a las AMPAS.  Ahí es  donde se percata de que la enseñanza  «no está nada mal, me gusta un montón dar clases y el contacto con la gente».  Así que abandonó las ferias por la docencia.  Se siente una mujer privilegiada,  por poder trabajar en algo que le encanta. «Dando clase hay que ser un poco psicóloga, pues cada persona llega con su historia y terminas involucrándote. Al mismo tiempo son  muy exigentes con los conocimientos y la manera en que estos  se transmiten».  Preocupada por las nuevas formas de enseñanza, en colaboración con el alumnado  ha empezado a adentrarse en la edición de manuales en soporte digital que cuelga en You Tube donde muestra el proceso de elaboración de diferentes piezas realizadas durante los cursos.

Nos cuenta «que para dar clases hay que conocer la materia y saber tratar al alumnado. Las clases de cuero han de ser creativas y para ello hay que estar  a gusto y relajado». En sus clases no se habla ni de fútbol ni de política.

También le gusta investigar, ver nuevas posibilidades que va incorporando sucesivamente en las programaciones de UP.  En estos momentos cuando el reciclaje y el ahorro se imponen,  le parece muy interesante el  aprovechamiento de  los recortes sobrantes de cuero. Por ello,  se está adentrando en el patchwork  a través de manuales japoneses. Otro aspecto  que incorpora  es el teñido de las diferentes pieles con anilinas para obtener colores diversos  que aplicará en  sus diseños. «Jugar con los colores es una pasada».

Ana tiene otra pasión  mucho más arriesgada que la marroquinería: el montañismo. No se conforma con realizar paseos los fines de semana si no que se dedica a escalar montañas tan emblemáticas para nosotros como Peña Santa, Urriellu y muchas otras cimas más de Picos de Europa y Pirineos. Esta mujer inquieta puede llegar muy alto.

188

Eclipses, cometas, lluvias de estrellas fugaces, galaxias y otros objetos celestes -o fenómenos asociados a ellos- aparecen en los medios de comunicación cada vez con más frecuencia. Su popularidad va en aumento y seguro que está contribuyendo a aumentar el interés por la astronomía; estos días, por ejemplo, se hablará de la famosa lluvia de fugaces llamadas Perseidas.

Nebulosa de Orión. Foto Carlos J. Polancos (S.A.A. OMEGA)

En Gijón la UP lleva más de 20 años ofertando cursos cuyo objetivo es acercar, con un planteamiento riguroso, los conceptos básicos y los procedimientos científicos de la astronomía a todo tipo de público. Y hablar de los cursos de astronomía en la UP es hablar de la Sociedad Astronómica Asturiana OMEGA (S.A.A. OMEGA) cuya colaboración ha sido decisiva en todos estos años, y mucho más intensa en los últimos quince.


J. Santiago Izquierdo Carmona Presidente de la S.A.A. OMEGA

Estuvimos con J. Santiago Izquierdo Carmona, que lleva desde 1997 siendo su presidente, para que nos hablara del origen de su afición: «cuando comencé a hacerme preguntas sobre el enorme, lejano y difícilmente comprensible universo que nos rodea». La famosa serie documental Cosmos, con Carl Sagan como experto divulgador científico, sin duda propició un incremento del interés por todo lo que tuviera que ver con el firmamento; el regreso del cometa Halley, en 1985-86, fue la guinda del pastel. Numerosas asociaciones astronómicas surgieron por toda España allá al inicio de los años 80. De hecho, la S.A.A. OMEGA comienza su andadura en 1981. Sus primeros socios quisieron componer una asociación cultural de divulgación científica, formada por aficionados a la astronomía y abierta al entorno, en este caso a Gijón, municipio de residencia de la mayor parte de sus miembros: «no somos un equipo cerrado de investigación científica».

Al hablar del curso de Iniciación a la Astronomía nos comenta que se plantea «como una especie de menú de degustación» en el que, a lo largo de sus veinte horas, el alumnado puede introducirse en los conceptos básicos, en su historia y en los diferentes campos y disciplinas de las ciencia del espacio, para pasar después a la observación astronómica. Una de las sesiones del curso se imparte en el Observatorio Astronómico Municipal Monte Deva, que también gestionan. Pero si algo caracteriza a la parte docente de este curso es que está formada por todo un equipo de «estrellas»: J. Ramón Vidal Blanco, María Eugenia Díaz Pascual, Julián Rojo Nájera, Francisco Marcos Vega, Enrique Díez Alonso, Juan Marcos Álvarez Merinero, Juan Rubiera Rodríguez y, últimamente, J. Santiago Gándara Rivas y F. Isaías Gonzalo Solís -quien primero fue alumno de uno de los cursos- bajo la coordinación, y también docencia, de J. Santiago Izquierdo Carmona. Un equipo formado por especialistas en diferentes campos de conocimiento de esta ciencia de la que siempre se han esforzado por mostrar su vertiente más divulgativa. Muchos son los cursos que han impartido en la UP y con gran éxito de matrícula; lo que no cabe duda es que mantener el interés por los procesos de enseñanza-aprendizaje en temas de divulgación científica tiene mucho, muchísimo mérito. Además, un inconveniente destacable es que el municipio de Gijón, por su situación geográfica, no es precisamente un lugar que reúna las condiciones óptimas para garantizar la observación de la esfera celeste. Los días con nubosidad elevada son muchos a lo largo del año y ello dificulta extraordinariamente la visibilidad. Sin embargo ahí están, vigilantes, consultando las predicciones atmosféricas para poder aprovechar cualquier oportunidad que permita acudir al Monte Deva para observar, desde el área de estacionamiento de telescopios, o desde el propio observatorio. Y esto significa mucha, muchísima paciencia.

Pronto se incorporarán nuevas caras y contenidos para mantener vivo el interés del público. Dejarán de impartir docencia J. Santiago Izquierdo y José Ramón Vidal; para ambos nuestro más sincero agradecimiento. Para los nuevos profesores una cordial bienvenida. En la UP apostamos por continuar en «conjunción».

J. Ramón Vidal a la espera en el observatorio Foto Carlos  J. Polancos (S.A.A. OMEGA)

J. Ramón Vidal a la espera en el observatorio Foto Carlos J. Polancos (S.A.A. OMEGA)

Ana Fernández Rodríguez, asturiana de adopción, estudió en la Universidad de León Ciencias Biológicas  y fue Premio Extraordinario Fin de Carrera. Estuvo trabajando en la Universidad de Salamanca y como profesora en la Universidad de León,  a la par que realizaba trabajos de investigación.  En el año 2006, llegó a Gijón de la mano del Jardín Botánico Atlántico para formar parte del equipo de investigación encargado del estudio Cartografía de la Flora Amenazada y Vegetación del Parque Nacional de Picos de Europa. Desde ese momento ha ido encadenando estudios junto al Equipo Científico del Botánico todos ellos relacionados con la flora y vegetación del Norte de España. Desde esta primavera es la encargada de llevar a buen puerto el programa de Rutas Botánicas por el Cantábrico,  proyecto en el que puede aunar  sus dos intereses: la investigación de campo y la docencia.

ANA-FERNANDEZ-fotoUP1Este verano, Ana será la responsable de impartir: La vegetación atlántica dentro de los talleres ofertados por la UP en el Festival Arcu Atlanticu. Nos explica que por medio de una charla y una extensa visita guiada por el Jardín Botánico Atlántico, nos dará a conocer cuáles son las principales causas que han configurado este patrimonio natural común a todo este territorio y nos hará descubrir su flora y vegetación más representativas. Iremos desde sus bosques hasta sus playas, veremos las plantas que usamos todos los días, las endémicas, las amenazadas o las que son invasoras. Para finalizar,  nos guiará entre los carbayos centenarios de la Carbayera del Tragamón, Monumento Natural del Principado de Asturias, representante vivo de uno de los bosques propios del territorio Atlántico que ha llegado a nuestros días en un excelente estado de conservación que,  en parte, gracias a un uso sostenible por medio de prácticas tradicionales a lo largo del tiempo.

Puedes inscribirte llamando al teléfono 985181041 o escribiendo a up@gijon.es

Tras varios años sin la presencia del baile tradicional asturiano en la UP vuelve a formar parte de nuestra programación desde el pasado mes de febrero.

Pablo Victorero (Xixón, 1977) fue el encargado de tomar el testigo de profesoras que en su día impartieron baile tradicional en la Universidad Popular, Yolanda Cerra o Marisa Luque.  Este físico teórico que aprendió a tocar la gaita y el tambor en la Escuela de música tradicional La Quintana y que forma parte de la Andecha Cultural Na Señardá desde el año 2006, es el encargado de impartir las clases. El curso de baile tradicional asturiano se imparte en el taller de danza del Centro de Cultura Antiguo Instituto.

Su primer contacto con la UP fue en febrero de este año ya que no había sido alumno anteriormente
y considera que la docencia es muy diferente aquí, con grupos cohesionados de personas muy interesadas en lo que hacen. Para Pablo dar clases en la UP supone una experiencia muy positiva.

soc13sanpedro_0199 MOV Imagen fija001

Pablo Victorero bailando en primer término con la Andecha Cultural Na Señardá.

Participará en el Festival Arcu Atlánticu impartiendo talleres de iniciación al baile tradicional. Tendrán dos horas de duración y, además del componente lúdico, tienen por objetivo acercar las tradiciones y algunas danzas básicas a las personas participantes.

Los talleres tendrán lugar en la carpa de talleres del Festival Arcu Atlánticu:

– el martes 30 de julio a las 12.00 h.

– el miércoles 31 de julio a las 18.00 h.

– el viernes 2 de agosto a las 19.00 h.

La inscripción será del 14 al 24 de julio en las oficinas de la Universidad Popular,  a través del correo electrónico: up@gijon.es  o llamando a los teléfonos 985 18 10 32 o 985 18 10 41. Para asistir es preciso haber realizado la inscripción previamente y ser mayor de 16 años.