María Martínez, una mujer comprometida

María MartínezMaría Martínez Rodríguez, licenciada en Químicas por la Universidad de Oviedo siempre se dedicó a la enseñanza. Finalizó sus estudios en los 80, en unos años también difíciles, con la crisis industrial acuciándonos y con mucho paro en la ciudad. Al acabar la carrera, junto con unos amigos abrió la academia Rosario Acuña en el barrio de La Arena, dedicada a dar  clases particulares a alumnado de Primaria y Secundaria. En la misma época se integra en el Equipo Promotor de la Universidad Popular y  junto a otros componentes hace un estudio de las demandas educativas de los gijoneses, labor realizada previamente al diseño de la primera oferta formativa que programó la UP en enero de 1982. A continuación pasa a hacerse cargo de alguno de los ocho cursos de Cultura General de la primera oferta.  Nos cuenta que el alumnado era mayoritariamente amas de casa que por diversas razones no habían estado escolarizadas, aunque  también acudía algún hombre y no se olvida de Pedro Rosón que empezó a asistir a cursos de Cultura General ya octogenario y continuó con Naturaleza, Historia…Tiene muy buen recuerdo del alumnado. «Se trataba de personas muy agradecidas que te trataban como a una hija. A veces, el aprendizaje resultaba muy complicado para algunas personas mayores». «Se veía muy claro el papel que cumplía la UP al atender esas necesidades,  que quizá ya no existan, pero que en los años 80 era muy necesario». Destaca el aspecto socializador que ejercía la UP en aquella etapa, pues todos los viernes tenían lugar en la Sala de Encuentros actividades culturales comoconferencias, exposiciones, tertulias literarias,  proyecciones…a las que acudían sus participantes.

Fue profesora de UP hasta que en octubre de 1988, obtuvo una plaza como interina para Secundaria en el instituto de Pravia. Posteriormente aprueba las oposiciones y empieza el típico periplo por los institutos de Candás, Vegadeo, Roces hasta que llegó a Villaviciosa donde estuvo 17 años. En la actualidad, da clases en el Calderón de la Barca de Gijón.

Reconoce que la enseñanza le gusta, los adolescentes «dentro de un orden…»,  piensa que están demasiado protegidos y eso les dificulta madurar. De su profesión lo único que no le gusta es tener que decidir quién aprueba o quién suspende, sabe que es una labor ineludible y tampoco le gustaría delegarla.

Aparte de su faceta profesional, María es una persona comprometida con muchas causas. En el año 76 se trasladó a Bilbao y  entró en contacto con el movimiento feminista, al cabo de unos años regresó a Gijón y se unió a AFA (Asociación Feminista de Asturias), además  participó en la política activamente desde partidos de izquierda y desde su fundación en  el 85 colaboró con Radio Kras, primero dirigiendo el programa de índole feminista Pisa Morena y más tarde el magacín A Contracorriente. En el 2010 deja la radio, pues necesita tiempo para dedicar a su madre. Ahora, en el día en que estaba en la radio hace las cosas que no pudo durante 25 años; pasea por el Muro, va a conferencias…«Es el primer año en estado “pasivo”, no sé cuánto me durará, estoy pensando en retomarlas cuando me jubile».

Desde aquí te decimos que no esperes demasiado pues personas como tú son muy necesarias.

José Manuel Menéndez, Felisa Soria, María Martínez y Antonio Bernardo

José Manuel Menéndez, Felisa Soria, María Martínez y Antonio Bernardo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: